¿Puede un hijo negarse a ver a su padre?

¿Puede un hijo negarse a ver a su padre?

En principio, la respuesta a la pregunta de si un hijo puede negarse a ver a su padre es absolutamente NO.

Pero sería SÍ, cuando exista una razón grave que justifique la negativa del hijo a ver a su padre.

¿Razones por las que un padre puede perder el derecho a ver a un hijo?

Es común, después de la ruptura de una relación, que los niños que quedan bajo la tutela y la custodia de uno de los padres, generalmente la madre, se niegan a ver al otro que generalmente el padre.

En la mayoría de los casos, es el padre quien sufre la negativa del hijo a estar con él. De ahí que publiquemos esta entrada y arrojemos luz a la situación que se presenta cuando un hijo no quiere saber sobre su padre y se niega a verlo.

Pero es importante que el hijo, el padre y la madre sean conscientes de su deber de respetar el régimen de visitas establecido en la sentencia de divorcio.

¿Qué hacer cuando un hijo se niega a ver a su padre?

En todos los casos que puedan surgir de un divorcio o una ruptura, deben tener presente que es mejor un mal trato que un buen juicio.

Lo más importante es que haya un diálogo entre el padre y la madre. Deje que se sienten a hablar y expongan las razones por las que el hijo no quiere ver al padre.

Una vez que se encuentra el acuerdo entre los padres, es conveniente informar al niño. Explíquele con amor que ambos quieren lo mejor para él y que necesitan disfrutar de su crecimiento y desarrollo.

No hay que olvidar, que lo principal es el bienestar del menor. 

¿Y si no hay acuerdo y mi hijo no quiere verme?

En caso de divorcio, es común que la madre (que suele tener la custodia exclusiva del niño) influya en el niño para que se niegue a ver a su padre. En los casos más extremos, este comportamiento puede resultar en el síndrome de alienación parental.

Las razones que generalmente llevan a la madre a esta manipulación de los hijos son económicas o emocionales: tu padre no te paga la pensión alimenticia y no te quiere; ella tiene una nueva pareja y no quiero que te involucres con ella porque soy tu mamá. Gran error.

Esta actitud de la madre o del padre custodio está lejos de lo que el niño necesita: estabilidad emocional para un buen desarrollo.

Si esta manipulación contra el padre es sostenible, es decir, se repite continuamente, te diremos qué puedes hacer.

Romper las visitas es una violación del decreto de divorcio.

La violación de los derechos de visita, cualquiera que sea la causa, por parte del padre con custodia es una violación del decreto de divorcio.

Los pasos que debe seguir son los siguientes:

1. Exigir de manera fehaciente al padre no conforme

Después del intento fallido de conciliación, debe informar al otro padre que es su deber cumplir con los términos del acuerdo reglamentario o la sentencia de divorcio.

Para que esta comunicación quede registrada, debe enviar un fax o solicitarlo a través de notario.

2. Recopilar las pruebas que demuestren la violación del régimen de visitas.

Durante el tiempo que se le priva del derecho a ver a su hijo, debe conservar todas las pruebas posibles (WhatsApp, mensajes, correo electrónico o incluso cookies, si corresponde) que demuestren la falta de respeto de la madre.

3. Intento de mediación judicial

Antes de continuar, es aconsejable que busque una mediación judicial para llegar a un consenso para el bienestar del menor.

4. Presentar una demanda de ejecución de acuerdo o sentencia judicial.

Si la mediación no es posible, debe presentar una solicitud de ejecución en el tribunal que dictó la sentencia. Será necesaria la intervención de abogado y procurador.

El juez exigirá al infractor que cumpla la sentencia y, si persiste en el delito, podrá incurrir en el delito de desobediencia a la autoridad.

¿A qué edad puede un hijo negarse a ver a su padre?

La regla general es que el menor no puede negarse a ver a su padre, excepto por una razón justa que advierte al menor de no ver al padre. En otras palabras, salvo en circunstancias excepcionales, el hijo no puede negarse a ver a su padre hasta que cumpla los 18 años y la mayoría de edad.

Sin embargo, se debe tener en cuenta la edad del menor para valorar esta decisión.

Niños menores de 10 años

Es posible que los niños menores de 10 años no quieran ir a la escuela, hacer sus deberes, bañarse, ver a papá …

Pero los jueces consideran que un menor de 10 años que se niega a ver a su padre se debe a la manipulación de la madre, salvo por motivos graves que justifiquen la negativa.

Niños mayores de 10 y menores de 14 años

En el caso de los niños mayores de 10 y menores de 14, las cosas empiezan a complicarse.

Si el niño tiene menos de 12 años pero tiene la madurez suficiente para manifestar su deseo, será escuchado por el juez, quien será quien evaluará su madurez.

A partir de los 12 años, el juez escuchará al menor para conocer las razones por las que no quiere ver a su padre.

En ambos casos, se realizará una revisión judicial en presencia, únicamente, del juez y el fiscal.

Niños mayores de 14 años

Con los niños mayores de 14 años, la cuestión se complica aún más porque, a partir de esta edad, el juez considera que hay que tener en cuenta la voluntad y los deseos del menor.

Sin embargo, a cualquier edad del menor, será el juez quien determinará la solución adecuada a la negativa del menor a ver al padre.

Niños mayores de 18 años

A partir de la mayoría de edad, los hijos podrán decidir si quieren o no ver al padre, pero respetando sus deberes hacia los padres.

Si estás sufriendo esta situación, lo mejor es buscar el asesoramiento de un abogado especializado en derecho de familia como los de Abogados Las Palmas (CabreraVega&Asociados), somos despacho de abogados, con sede en Las Palmas de Gran Canaria, experto en derecho de familia.

En Abogados Las Palmas (CabreraVega&Asociados) velamos por los intereses de nuestros clientes, asesorándoles desde el principio del procedimiento para que no las engañen. 

Llámanos sin compromiso al 616955645 y te asesoraremos desde el primer día.

Si estás buscando a un abogado experto en Divorcio en Las Palmas, llámanos sin compromiso al 616955645, pregunta por David Vega y te asesoramos desde el primer momento. No te arrepentirás

En los siguientes enlaces podrás ver lo que opinan la gente de nosotros.

Abogados Las Palmas – CabreraVega&Asociados

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, te ahorrarás muchos disgustos. Llámanos 616955645/928987808. SOMOS LA MEJOR OPCIÓN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *